MALVINAS "A veces defendemos la patria en contra de los intereses de la patria"

Aprontándonos al 02 de abril, el equipo de Prensa Fueguina decidió salir en busca de aquellas voces que guardan en su memoria recuerdos vivos y dolorosos de un acontecimiento histórico que atravesó de manera particular a la comunidad fueguina. En esta oportunidad la familia Redondo nos abre sus puertas en un íntimo, Luis y Cristina se transportan en el tiempo y vuelven a tener por un instante 14 y 18 años. 

Luis y Cristina Redondo son hijos de antiguos pobladores, entrevistados por Prensa Fueguina, nos regalaron el testimonio de como se vivía por el año 1982 en la ciudad de Rio Grande.

“En aquel entonces se vivía en forma precavida, no por nosotros, por los militares. Nos encontrábamos bajo un gobierno de facto y veníamos de pasar una guerra con Chile en el año 1978, que si bien no se compara con Malvinas, nuestra sociedad, estaba muy acostumbrada a ver a los militares. Después de las 20 hs, nadie podía deambular por la calle y teníamos que tener todo cerrado, no podía verse un rayo de luz”

“En la familia allanaron nuestra casa porque nuestro abuelo de nacionalidad chilena era carpintero y armero, no encontraron nada. Pero a su vez tenía un pariente en Moscú y bueno ellos tenían esa información.”

El conflicto por Malvinas

“El 82 fue penoso, contábamos los aviones que iban y volvían, de eso no me voy a olvidar jamás, porque el sonido era tan intenso de los aviones Jets, sabíamos que tenía una hora y media, dos de autonomía, y sabíamos que tenía que volver en ese lapso de tiempo y si no volvía se había quedado.” “A mí lo que realmente me hizo sentir mucha pena fueron los aviones”.

“Teníamos que tapar todo, por el toque de queda, en aquel momento éramos quince mil personas y era por seguridad. No había miedo por parte de la población, si por parte de los militares que cuidaban el país, cualquier visualización aérea se podía ver la ciudad, las plantas de petróleo. Principalmente las cinco pistas que existían, podía ser un blanco.”

“Yo me acuerdo que en la escuela las maestras nos enseñaban como hacer cuando había un simulacro, nos enseñaban que teníamos que hacer y qué hacer en la casa. Teníamos que ponernos debajo de la mesa, lejos de las ventanas. Las maestras quizá inculcaban un poco de temor por cómo nos explicaban.”

“Cuando se detecto un helicóptero ingles que venía fallando y cayó en Punta Arenas, que fue en una época invernal, sonó la sirena. Se corto la luz en toda la ciudad. Habían avisado que ya no se iban a originar más simulacros. Lo cual generó inquietud en el momento”

El discurso

“No sabíamos nada, nos mentían todo el tiempo hasta el día del final creíamos que estábamos ganando la guerra. Nos salta el patriotismo y a veces defendemos la patria en contra de los intereses de la patria.

“Para nosotros quizá en el resto del país no se tenía muy inculcado las Malvinas, en aquella época, acá en el sur siempre se vivieron las Malvinas, yo tengo amigos que eran nacidos en las Malvinas, y los padres iban y venias, no existía una discriminación tan grande. Las Malvinas tenían que estar unidas al continente, había dos vuelos semanales en LADE en donde uno podía ir y venir sin tener que pedir permiso. Un kelper podía venir acá sin papeles, no se trataba de “un inglés. Después del conflicto la cosa cambió.”

“Con respecto a la información que manejábamos, recuerdo a mi papa con su Pioner, las noticias se transmitían por LRA24 pero nosotros escuchábamos en onda corta (radio replica la información de diferentes países) para eso necesitabas tener una radio de buena calidad, para escuchar lo que todo el mundo decían, alguna radio española estaba hablando mal de lo que estaba pasando. Fue la octava guerra en el mundo del siglo XX más importante, se movió la OTAN para el sur argentino.” “En Inglaterra, fue tan grande el movimiento que hubo caídas en las bolsas, el oro se disparo, movieron todo un ejército marino.”

“Nosotros escuchábamos la radio de todo el mundo y nos enojábamos porque se decía que faltaba muy poco para terminar, que los ingleses esto, que los ingleses aquello. Y acá veíamos la realidad que nos quería mostrar el poder. Nos mintieron hasta el último día.”

El final de la guerra

“Los muchachos que llegaban de allá se veían muy poco porque acá no era una ciudad estratégica de soldados, hicieron Malvinas, Comodoro, Buenos Aires, esta fue una de las bases aéreas mas importantes. En el batallón en el BIM 5 si, se vio mucho movimiento.

“A cualquier persona que haya vivido acá en 82 quizá se olvide muchas cosas, pero jamás de la conciencia colectiva de contar los aviones.”

“Teníamos información televisiva ATC de gobierno, entendiendo que los cinco canales de aires más importantes eran del Estado, y quien se iba a atrever para contradecir el discurso del momento. Nadie”

“Todo el mundo tenía un militar comiendo en la casa, todo el mundo salía a comprar un atado de cigarrillos y compraba uno de más por si se cruzaba a un miliar. Ese patriotismo se vio graficado ampliamente acá. La Patagonia tiene un dolor grande, y el dolor queda.”

“Las Malvinas siempre las creímos nuestras, nosotros nos enteramos que perdimos la guerra cuando Galtieri salió en cadena nacional a decir que nos rendíamos, y todo eso hizo que Rio Grande hoy lo tenga tan vivo, y mantenga la llama tan viva con respecto al conflicto de Malvinas.”

“Cuando empezas a recordar te genera emociones muchas veces encontradas, porque lo vivimos. Yo llore cuando empezó la guerra y lloramos cuando término, pero esa vez desconsoladamente, por el patriotismo mismo, la pasión te engaña y por lo general lo pasional no es bueno y el argentino es pasional, muy temperamental, muy sanguíneo.”

“Nosotros nacemos igual que en el resto del país pero la terminamos distinto, porque en otros lugares se cerró la cortina, pero acá no, acá empezamos a evaluar porque hay dolor.”

“Acá en Rio Grande no se venden las islas, para nosotros las Malvinas no tienen un precio, tiene un valor… Entramos pasionalmente pero vimos gente caer, estábamos involucrados, no fuimos a un frente de batalla pero te puedo jurar que lo vivimos. La pena y el engaño dolieron por igual.”

“Conocimos mucha gente buena, muchos militares buenos, el militar que fue a las Malvinas el soldado no puede ser una mala persona jamás.”

“¿Alguna vez serán nuestras? No lo sé, yo tengo esa esperanza, de que podamos ir cruzar a las Malvinas con nuestra bandera y sea parte de nuestro país. Es resarcir ese dolor que te queda latiendo, la pena. Eso que uno no se lo puede sacar, pero sería tan gratificante.”

“Es ese sentir de ver a las personas el 2 de abril muriéndose de frío, algunas bajando en silla de ruedas. Eso es lo que queda, eso está. Acá no se trata de intereses, hay una pena, un dolor. Es ese juicio final que necesitamos, el juicio no te va a arreglar la vida pero te permite sentarse y decir, empecemos de vuelta.”

“Necesitamos esa justicia.”


 

 

Comentarios

Relacionadas

Después de 30 años volvió a estudiar y se recibió de Ingeniero a los 56

Con inmensa alegría, Jorge Mele alzó en mano su Diploma de Ingeniero Industrial durante el Primer Acto de colación de grado de la Universidad, el pasado 7 de junio.

Ampliar

“Mis alumnos son el reflejo de su familia”

Uno de los temas de debate durante el correr de estos días fue la decisión de la escuela EPEIM de informar a las familias sobre el cambio de identidad de una profesora del nivel primario. Ana Victoria Baez, como así consta en su nuevo DNI habló en entrevista con Prensa Fueguina.

Ampliar

“Caminar las calles de Río Grande, es caminar las calles de toda mi vida”

Los espacios geográficos van mutando, se van reconvirtiendo, la contribución de las construcciones sociales aporta una significación importante en la conformación del territorio. De la mano de la docente Sara Pindek recorremos un poco de la primera infancia, la adolescencia y el mundo adulto en Río Grande.

Ampliar

Enrique Schoua: "La tierra es del que la ocupa y trabaja"

Don Enrique, es un hombre reconocido en la ciudad de Río Grande por su trayectoria y militancia política pero fundamentalmente por la gran experiencia dentro de las plantas fabriles. Hoy nos ayuda a construir un poco de ese gran legado en esta historia sobre la conformación de la ciudad.

Ampliar