¿y la pista de patinaje?

Lejos de ser ese espacio que en su esplendor agrupaba a toda la familia y  el lugar de encuentro de la juventud en el invierno, la pista de patinaje no convocó nadie y  los vecinos eligieron la Laguna de los Patos. Un hecho que simboliza la desidia de esta gestión municipal. Como corolario, la municipalidad invita a un evento a desarrollarse en esa laguna.

Con tan solo oír a Nestor Viera, quien se encarga de dar el pronóstico del clima día  a día en varios medios de comunicación, era suficiente para prever las posibilidades de que nuevamente se forme en la pista del cono de sombra una masa de hielo considerable, que permita volver a darle ese uso que se había hecho algo menos usual, merced al cambio climático de los últimos años. No se trataba de analizar variables económicas ni de realizar engorrosos trámites administrativos, tampoco dependía de la “enorme burocracia” que para el ejecutivo municipal representanta los controles del Concejo Deliberante y ni siquiera se puede hablar una gestión para la que era preciso destinar enormes presupuestos, nada de eso. Con tan solo caminar por Rio Grande a la Mañana y leer el pronóstico del clima alcanzaba, era evidente que todo se iba a congelar. Sin embargo, a nadie se le ocurrió que el enorme playón ubicado en el cono de sombra, que en su mejor momento se abarrotaba de jóvenes cada noche, pudiese ser usado por los vecinos, por eso, ahí está, vacío  y desolado, como símbolo de la preocupación que el municipio tiene por sus ciudadanos.


Con gran pomposidad, la prensa municipal anuncio que estaban llenando la pista, haciendo hincapié en que se trataba de agua cruda, como anticipándose a la indignación que pudiera sufrir algún vecino si viera como tiran en un piletón el agua potable que jamás llega a su casa. Ese esfuerzo, entre demagógico y algo inepto, pues llenar semejante piletón con camiones cisterna resulta una tarea titánica, se muestra como un manotazo de ahogado ante las enormes posibilidades  de que los vecinos notaran el total desinterés que hubo de parte del ejecutivo en poner en condiciones el espacio.


Es cuanto menos llamativo, que en todo el periodo de verano nadie se haya preocupado por reparar la fuente, que nadie haya pensado en que los vecinos podrían querer usar la pista y aprovechar una obra que se hizo con sus impuestos.


Haciendo justicia a los hechos, los vecinos ni se aparecieron por la pista de patinaje y, en cambio, eligieron la Laguna de los Patos, donde se agruparon para divertirse en familia y disfrutar del hielo. Tras todo eso, el municipio, ensayando un gesto de caraduréz inadmisible, invitó a los vecinos a participar de un evento en esa locación. 

 

Con tan solo oír a Nestor Viera, quien se encarga de dar el pronóstico del clima día  a día en varios medios de comunicación, era suficiente para prever las posibilidades de que nuevamente se forme en la pista del cono de sombra una masa de hielo considerable, que permita volver a darle ese uso que se había hecho algo menos usual, merced al cambio climático de los últimos años. No se trataba de analizar variables económicas ni de realizar engorrosos trámites administrativos, tampoco dependía de la “enorme burocracia” que para el ejecutivo municipal representanta los controles del Concejo Deliberante y ni siquiera se puede hablar una gestión para la que era preciso destinar enormes presupuestos, nada de eso. Con tan solo caminar por Rio Grande a la Mañana y leer el pronóstico del clima alcanzaba, era evidente que todo se iba a congelar. Sin embargo, a nadie se le ocurrió que el enorme playón ubicado en el cono de sombra, que en su mejor momento se abarrotaba de jóvenes cada noche, pudiese ser usado por los vecinos, por eso, ahí está, vacío  y desolado, como símbolo de la preocupación que el municipio tiene por sus ciudadanos. 
 Con gran pomposidad, la prensa municipal anuncio que estaban llenando la pista, haciendo hincapié en que se trataba de agua cruda, como anticipándose a la indignación que pudiera sufrir algún vecino si viera como tiran en un piletón el agua potable que jamás llega a su casa. Ese esfuerzo, entre demagógico y algo inepto, pues llenar semejante piletón con camiones cisterna resulta una tarea titánica, se muestra como un manotazo de ahogado ante las enormes posibilidades  de que los vecinos notaran el total desinterés que hubo de parte del ejecutivo en poner en condiciones el espacio. 
Es cuanto menos llamativo, que en todo el periodo de verano nadie se haya preocupado por reparar la fuente, que nadie haya pensado en que los vecinos podrían querer usar la pista y aprovechar una obra que se hizo con sus impuestos. 
Haciendo justicia a los hechos, los vecinos ni se aparecieron por la pista de patinaje y, en cambio, eligieron la Laguna de los Patos, donde se agruparon para divertirse en familia y disfrutar del hielo. Tras todo eso, el municipio, ensayando un gesto de caraduréz inadmisible, invitó a los vecinos a participar de un evento en esa locación. 

 

 

Comentarios

Relacionadas

“Caminar las calles de Río Grande, es caminar las calles de toda mi vida”

Los espacios geográficos van mutando, se van reconvirtiendo, la contribución de las construcciones sociales aporta una significación importante en la conformación del territorio. De la mano de la docente Sara Pindek recorremos un poco de la primera infancia, la adolescencia y el mundo adulto en Río Grande.

Ampliar

Enrique Schoua: "La tierra es del que la ocupa y trabaja"

Don Enrique, es un hombre reconocido en la ciudad de Río Grande por su trayectoria y militancia política pero fundamentalmente por la gran experiencia dentro de las plantas fabriles. Hoy nos ayuda a construir un poco de ese gran legado en esta historia sobre la conformación de la ciudad.

Ampliar

"Río Grande, fue la oportunidad de ser mi mejor versión"

Nacer en un cuerpo no aceptado, no querido es mirarse al espejo y no verse, no reconocerse como uno en verdad se siente. En esto de andar las calles de Río Grande, la vida nos encontró con Valentina Báez quien desde pequeña se suma a los “VyQ” de la ciudad, con una historia a cuestas digna de ser escrita y contada.

Ampliar

“Con su granito de arena ellos podían ayudar”

El único colegio secundario que hoy se encuentra en la llamada zona Margen Sur de Río Grande hace años lleva adelante su tradicional torneo solidario, un proyecto vivencial que involucra a muchos adolescentes, acompañados por los docentes Cesar Gómez y Gustavo Ruiz. A principios del 2018 fue declarado de Interés Municipal y Prensa Fueguina se acercó para conocer un poco más.

Ampliar