“Con lo que te gusta hacer estás intentando dejarle algo a alguien”

Javier Giménez Filpe es un reconocido artista fueguino, hoy se encuentra viviendo en la Provincia de Buenos Aires, transitando su carrera en la actuación y dirección. Con varias obras en su haber logró establecer una trayectoria que le permite dividir sus viajes entre trabajo, familia y amigos. Hoy nos acercamos a conocer un poco más de él.

Hace casi once años que está radicado en Buenos Aires, aunque en su DNI aun figure su domicilio en la ciudad de Río Grande, allá lo llevó su primer gran amor. Luego de terminar el secundario, se quedó a trabajar y después decidió volar a Capital, donde culminó la carrera de Organización de Eventos y renació su pasión por la actuación. “Entre que extrañaba a mi novia de aquel entonces y no me gustaba el ritmo de vida laboral, porque yo trabajé ese año en la fábrica, así que dije voy a estudiar algo y viaje ese año a estudiar Relaciones Públicas, y estudié el primer año y me fue bastante bien y después el segundo año tuve que estudiar y trabajar porque mi papá ya no podía seguir ayudándome y mi mamá no podía ayudarme porque ella era empleada domestica así que el sueldo no alcanzaba, estudie y trabajé y cuando estudias y trabajas es mucho más complejo todo, así que en ese estudiar y trabajar terminé con la carrera de Organización de Eventos y ahí en ese medio encontré la actuación”.

“Cuando estaba dejando una cosa y arranque la otra, iba pasando por el centro cultural General San Martín que está en Avenida Corrientes, y decía abiertas las inscripciones y yo lo miro y siempre me gustó actuar, en la primaria era San Martín, el 25 de Mayo yo era gaucho y así. Después en la época que viví acá, década de los 90 la movida cultural casi no existía y viviendo en Río Grande en esa época si decías que querías ser actor eras un tarado (risas). Entonces claramente cuando terminé la primaria eso lo apagué y estando allá digo, siempre me gustó actuar, que me importa si acá no me conoce nadie, no existo, no me iban a señalar así que me metí, arranqué y no pare nunca más”.

Dentro del trabajo de actor hay personajes que llevan al límite las convicciones, las ideologías, lo conservador de los estereotipos instaurados culturalmente. Al ser consultado sobre algún papel que lo haya marcado reflexionó “Me pasó, yo tuve que interpretar una obra que es muy conocida, El Beso de la Mujer Araña, estaba enmarcada en la época del proceso militar, se trata de dos presos, uno está por salir y el otro se va a quedar adentro, uno es montonero y el otro no, y el que va a salir tiene que llevar un mensaje afuera, la situación que viven es que uno de ellos está enamorado y el otro no, entonces el clima era muy triste porque quien iba a salir, tenía que salir a encontrarse de alguna manera con todos los prejuicios en esa época, sin saber con lo que le pasaba y encima el hombre del que él estaba enamorado se iba a quedar adentro. Era toda una cuestión para el tener que salir de la cárcel, el se quería quedar ahí con el hombre que amaba y al otro tipo no le pasaba nada con él y él le dice que no se va a ir que se quiere quedar, el otro lo convence de que salga solo para dar el mensaje que tenía que dar, entonces él responde que solo iba a salir si le daba un beso, porque habían tenido relaciones sexuales pero como favores, pero nunca se habían besado, y yo debo decir, nobleza obliga que yo tenía una cabeza muy cerrada en ese aspecto. venía de un pueblo, además era chico, era otra cosa y bueno cuando me tocó hacer ese papel, no lo podía lograr porque tenía un prejuicio contra ello, no podía traspasar esa cuarta pared que le llamamos nosotros, no podía llegar al público, no tenia epidermia mi personaje, era gris, entonces en una de esas pasadas el director de la obra fue muy chocante, me pregunta qué me pasaba, por qué no lo amas, lo amas, el lo ama, qué sos anti puto y fue como me puso en frente a algo que realmente a mi me sucedía, me dijo qué te pasa que te pensas qué sos mejor que un homosexual y todo eso era pensar en todo aquello que yo tenía preestablecido, el artista no puede tener prejuicio sobre los papeles que encarna, para poder darle lo mejor de vos al personaje. Con esas cosas me he encontrado en el teatro, fue encontrarme con algo pesado, y eso fue uno de los personajes que me generó un trabajo conmigo, al margen de toda la parte técnica del arte y me amigué con esa parte y puede lograr un personaje hermoso. Al finalizar de la obra, luego de concretar el beso se podía escuchar los suspiros del final porque se enamoraron del personaje. Y 100% generó algo en mi”.

Si bien en líneas generales su trabajo es de excelencia existen dos obras que perduran en la conciencia colectiva una de ellas lo involucra con repensar su adolescencia, permitiéndose así llegar a cientos de jóvenes con una obra de lujo para los adolescentes. En las redes sociales que maneja pueden verse las imágenes y las miles de sonrisas dibujadas. “Fue un descubrir nuevo, venia de trabajar Dolina, Romeo y Julieta, ahí es donde fui conociendo el adolescente, qué le gusta, qué no le gusta, y tenía que ver con mi adolescente también, y encontrarme con eso fue fantástico, caigo a una audición con la compañía Aprender a Volar, y había una propuesta para adolescentes, así que arrancamos y fue amor a primera vista, fue encontrarme en ese unipersonal que trabaja problemáticas adolescentes. Son un público hermoso y de lo más exigente que tuve en mi vida, a mi me gusta porque no son caretas, si no le gusta te lo van a demostrar, y al final de la obra te van a aplaudir, y lo magnifico es que acá y en otros países se paren para aplaudir por inercia, es descomunal, una experiencia muy linda y el mensaje que se puede dejar desde las obras, desde el humor y la reflexión, abrirles una puerta o una vía de escape, es una alegría gigante, porque estas con tu arte, con lo que te gusta hacer estás intentando dejarle algo a alguien y eso es lo que pesa”.

La otra obra que ha recibido destacables críticas es, Del Lápiz al Fusil “Me llega en un momento crucial para mi vida, me llega detrás del Monumento a Malvinas, en la playa porque la escribo yo a esa obra, yo me estaba volviendo porque estaba siendo un año difícil, y bueno siempre está casa para volver a cargar nafta y ya me estaba planteando qué hacer, cada vez que volvía mucha gente me decía volvé, quedate, y al principio no lo escuchas pero esta carrera a veces es tan difícil, ingrata, y llega un momento que no hay que se necio, entonces me vine para acá y empecé a trabajar en el hotel de una gran amiga, y empecé a pensar que quizá esta iba a ser mi vida, y me senté ahí atrás y me puse a mirar el mar y yo siempre andaba con una agenda y una lapicera, y ahí me vinieron las primeras líneas, una año y pico me llevó y bueno junté plata y le dije a mi mamá que me iba a ir pero que esta vez no iba a volver y si lo hacía iba a ser con una obra. A los dos años, volví con Del Lápiz al Fusil, y fue fantástico, una experiencia increíble, recuerdo esas tres funciones explotadas, lo tengo impregnado en los huesos, fue tremendo y las cosas que he vivido con esa obra en todo el país. Tengo una anécdota en donde viene una mujer y me dice mirá estas son las fotos que saque del rollo de mi hijo, su hijo había estado en la guerra, y en la obra cuando el personaje Maximiliano Carrasco, escribe la carta atrás pasan fotos, entonces ella me dice viste esa foto que vos elegiste, esa foto que vos elegiste es esta, esa foto es del rollo de mi hijo y ese es mi hijo. Fue tremendo, me han pasado muchas cosas como esas”.

En sus ojos podían percibirse las emociones de cada una de sus memorias, Javier tiene un corazón isleño y esa alma de “pibe de barrio”, hoy ya ha recorrido dos veces Argentina de punta a punta con la actuación, lo que también le ha permitido conocer otros países del mundo. Un artista integro “Como artista me encuentro más cuando escribo y cuando actúo, aunque son procesos distintos, a mi me gusta un personaje y lo puedo trabajar y resolver en un plazo determinado, en cuando a si a mí me gusta un tema yo no lo puedo resolver de inmediato, yo lo puedo resolver a medida que el agua va saliendo del pozo que es cuando quiere, por ahí puedo estar una semana que las ideas fluyen como la lluvia, y después pueden pasar cuatro meses que no se me cae un reglón es así, cuando hay material dejo que fluya y cuando no espero, pero si tengo una sola opción de elegir, elijo actuar”

En la actualidad se encuentra con la dirección artística de Aprender a volar “Me encargo de toda la parte artística, los guiones los corrijo, diseño los vestuarios, los telones, hago los casting, elijo a los actores, los dirijo, toda la parte de realización y puesta en escena me encargo yo. La empresa tiene el departamento de venta en Rosario y el departamento de arte en Buenos Aires, ahí me encargo de todo. En este momento no estoy actuando tanto, si mas dirigiendo y estoy con Del Lápiz al fusil, con un Centro de ex combatientes que tienen un libro que está de gira hemos cerrado salir juntos, está muy bueno el proyecto y confío en ello. Después estoy con una obra de teatro que voy a estrenar el año que viene que es muy interesante, estoy con eso y con el cine, se estrenó Te la vamos a dar, de Miguel Bou, y este año estuve en el Camino de la Rata del mismo director también que se estrenó en el INCA, y tengo otra película que estoy leyendo el guion y viendo si me gusta, arrancaríamos calculo después de mitad de año”.

Culminando la entrevista le consultamos sobre los viajes relámpago a la ciudad “Qué me genera volver a Río Grande, siento como un descanso, siento como se frena el tiempo y el ritmo a diferencia de Buenos Aires que es una vorágine, cuando parpadeaste de las 07 de la mañana ya son las 11.30, vivís a mil. Todo es así, entonces cuando vengo acá frenan los tiempos, me pasa a buscar un amigo, vamos a tomar mate, llego a mi casa, ¿Má tomamos unos mates? Es como descansar un poco de todo, me desconecta bastante.


 

 

Comentarios

Relacionadas

La escuela de danzas árabes Haalaylaa celebró egresos en la Casa de la Cultura

Cuatro alumnas de la institución de danzas árabes festejaron su egreso en un evento realizado este sábado por la noche.

Ampliar

Jornada “Ancrestras: Mujeres mayores y saberes de género, mujeres del sur "

El Gobierno de la Provincia, a través de la Sub. de Políticas del Adulto Mayor y la Universidad Nacional de Tres de Febrero, organizan la jornada “Ancestras: Mujeres Mayores y Saberes de Género, Mujeres del Sur” .

Ampliar

El Gobierno lanza #INCLUBÓTICA

Es una iniciativa del Ministerio de Educación que busca el desarrollo en materia de robótica y nuevas tecnologías. 

Ampliar

Jóvenes Protagonistas

Durante este miércoles 30, en el marco del Día Nacional de la Donación de Órganos, se estará desarrollando en Instalaciones del Centro Cultural Alem una charla abierta al público, por parte de los estudiantes de 4° ESO de la EPEIM.

Ampliar